Big Government leads to
Serfdom an
d Poverty

      ►  English Newsletter  
        Nederlandstalige Nieuwsbrief
        French, Italian and other languages 
        Statistics portal - Data from around the Globe
        Freedom Video Library: Economics made easy
        Library - Books, Links, Free Market Institutes, Downloads

   Mission Statement
 
The WebThis Site


24-10-2006

The best Social
Program
is a Job
( Ronald Reagan )
news home news contact
francais English

 El mito escandinavo y el milagro irlandés

Europa, el otrora paradigma del progreso, está dejando de serlo de tanto mirarse al espejo y vanagloriarse de su "modelo de bienestar" mientras abandona los principios sobre los que se funda su prosperidad. Con un crecimiento económico estancado del 1’5% anual, 19 millones de parados, un desempleo juvenil del 18%, una elevada deuda pública y una población cada vez más envejecida, Europa quizás debería dejar de jactarse de su exclusivo "modelo social" y plantearse más bien su definitivo desmantelamiento. Unas cuantas cifras y datos comparativos pueden ayudarnos a visualizar el alcance de este letargo.

big government

La economía mundial está creciendo a un ritmo del 4%, India lleva años liberalizando su economía y creciendo aceleradamente al 7% anual, lo mismo que China, que en los últimos 25 años ha crecido a una tasa histórica del 9%. Estados Unidos también crece a un ritmo notable del 4,4%. La economía europea, sin embargo, apenas llega a crecer un 1,5%. Lo que explica estas disparidades es la medida en que el Estado coarta la función empresarial de los individuos, su capacidad para advertir y aprovechar oportunidades de ganancia en el mercado y prosperar. Los Estados del Bienestar europeos gestionan la mitad de la riqueza nacional (además de regular la otra media), lo que equivale a decir que los europeos son esclavos a tiempo parcial que trabajan la mitad del año para la administración pública.

El gasto estatal en relación con el PIB es del 48,2% en la Unión Europea, casi 10 puntos por encima de la media de la OCDE y 15 puntos por encima del gasto público de Estados Unidos, que es del 35,6%. A este respecto vale la pena comparar la evolución de los indicadores europeos (Francia, Alemania e Italia como referencia) con los indicadores de Estados Unidos, sociedad que cabe considerar ligeramente menos intervenida.

La falta de empuje de las economías de países como Alemania, Francia o el Reino Unido dentro de la Unión Europea introduce un interesante debate sobre qué modelos son los más ventajosos en términos de bienestar social y prosperidad.Uno de los candidatos que aparece con fuerza y recurrencia es el grupo de los países escandinavos. Esta es la posición de Bruegel, una comisión de expertos impulsada a iniciativa del gobierno francés y alemán con un amplio respaldo corporativo y de la UE. El pasado mes de octubre publicaron un estudio con el título “Globalisation and the Reform of European Social Models” [pdf] postulando las ventajas del modelo nórdico.

Sin embargo no todas las opiniones concurren en la misma dirección. Algunas voces son muy críticas con el mito de la eficiencia de los modelos escandinavos. Y para demostrarlo se recurre al caso de Irlanda. Los cuatro gráficos adjuntos comparan, según datos de la OCDE, la evolución en los últimos 22 años de cuatro indicadores: la creación de empleo, el ranking de prosperidad OCDE (PIB/habitante), niveles de productividad tomando como media el conjunto de la OCDE y por último la productividad por hora trabajada. Pueden encontrarse en The Myth of the Scandinavian Model.

Los espectaculares resultados de Irlanda vienen a demostrar que incluso un país pequeño con un retraso relativo importante puede despegar hacia la cima más alta de prosperidad, en un marco de globalización y en un contexto institucional donde la UE en su conjunto unos objetivos de política monetaria globales.

Los impuestos

Algunos quieren ver en el éxito del modelo irlandés la sustancial reducción de la tasa de impuestos que pasó en los últimos años del 53% al actual 35%. Esta reducción impositiva coincide con el logro de una tasa media de crecimiento del 5,6% y un crecimiento del 50% en los empleos que en los últimos18 años ha permitido a Irlanda saltar desde la 22ª a la 4ª posición en el ranking de prosperidad de la OCDE. Incluso se va más allá al subrayar los hipotéticos efectos de una política fiscal que pone menos énfasis en las rentas del trabajo y los beneficios que en el consumo. Este equilibrio entre impuestos directos e indirectos motivaría a trabajadores y empresarios a incrementar la producción del sistema (1).

irish_success_story


Lo cierto es que Europa es próspera a pesar de los Estados del Bienestar, no gracias a ellos. El magnificado modelo escandinavo va quedándose obsoleto mientras Irlanda, el país menos intervenido de Europa, les supera por el flanco. Suecia era en 1970 la quinta nación más próspera de la OCDE e Irlanda ocupaba la posición 22. En 2003 Irlanda pasó a ocupar el cuarto puesto y Suecia el 14. Con un gasto público similar al de Estados Unidos, Irlanda ha experimentado un desarrollo espectacular estas dos últimas décadas, mientras Dinamarca, Suecia y Finlandia se sumían en un período de profundo estancamiento. Suecia y Finlandia no han creado empleo en 20 años y, junto con Italia, los países escandinavos son los que han registrado los peores resultados económicos de Europa.





El modelo europeo del paro

El número de desempleados supera ya los 5,2 millones de personas, el 12,5% de la población activa. Nunca tantos alemanes han estado sin empleo desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Alemania ha tenido la peor tasa de crecimiento de Europa por casi una década, y las previsiones para este año rondan el punto porcentual. Hubo algo llamado “milagro económico alemán”. El país estaba arruinado por la economía de guerra y el socialismo.

Hoy, cuando oímos hablar de la economía alemana no son los éxitos lo que se destaca en su descripción, sino sus fracasos. El número de desempleados supera ya los 5,2 millones de personas, el 12,5% de la población activa. Nunca tantos alemanes han estado sin empleo desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Alemania ha tenido la peor tasa de crecimiento de Europa por casi una década, y las previsiones para este año rondan el punto porcentual. El resto de Europa no tiene mucho de qué presumir. Francia alcanza ya el 10% de paro, con 2,72 millones de franceses sin poder hacer aportaciones a la riqueza por medio de su trabajo. Estos datos son la cara de la expresión “justicia social”. 
 
Francia y Alemania representan como pocos el “modelo europeo”, que es como se llama con no oculta voluntad totalitaria al socialismo que prevalece en nuestro continente, frente al liberalismo que subsiste en los Estados Unidos. Se habla de modelo europeo como si en Europa no hubiera habido otro o como si no se pudiera cambiar. Como si los europeos no valiéramos para actuar en libertad y necesitáramos del amparo, es decir del estrangulamiento, del Estado. Esta totalitaria pretensión no casa ni con la historia de esos dos países ni con la realidad de hoy. Gran Bretaña mantiene el modelo conseguido por Margaret Thatcher. No digamos Irlanda, que es uno de los países más liberales del mundo, lo que le ha permitido superar en renta per cápita a Francia o Alemania, cuando en el momento de entrar España en la CEE era su miembro más pobre. Estonia es aún más liberal y sus resultados son también espectaculares.

El estudio Government Size and Economic Growth  http://www.house.gov/jec/growth/govtsize/govtsize.htm#endnot5  analiza, usando un método llamado "de la curva de Armey", a qué nivel de gasto del gobierno la producción de los países creció más rapidamente; las tasas a las que los países crecieron más rápidamente son las siguientes:   21.4% para el Canadá, 26.1% para Dinamarca, 22.2% para Italia, 19.4% para Suecia, 21.0% para el Reino Unido (ver Cuadro 3 ).  El caso de Irlanda es contundente: En el período 1995-2000 Irlanda ya había liberalizado ampliamente su economía, pero además en dicho período redujo el gasto del gobierno de aproximadamente un 44,5% del PIB a 32,5% del PIB; pues durante dicho período la producción creció a la alucinante tasa de 9,4% anual. (ver Cuadro 4 y Cuadro 5). Del 2001 al 2003 Irlanda redujo las tasas máximas del impuesto sobre la renta de las empresas de 20% a 12,5%, pero a pesar de esas medidas beneficiosas, el crecimiento se dio a una tasa de 5,6% anual.

El fracaso del estatismo paternalista europeo
  • El “modelo social” europeo está impedido de poder enfrentar exitosamente el reto de la globalización.
  • El estatismo paternalista europeo tiene a Europa con problemas gigantescos, entre otros una deuda pública titánica, una población envejecida y que continúa envejeciendo, 19 millones de desempleados, y una tasa de desempleo juvenil de 18%.
  • La enorme deuda pública es superada sólo por los déficits de los sistemas de pensiones tipo PAYG (Pay-As-You-Go), piramidales. El déficit actuarial de estos sistemas en Europa es equivalente a 285% del PIB.
  • La expansión monetaria y consecuente inflación de precios de activos (asset inflation) están acelerándose notablemente (como tiene que ocurrir siempre, las leyes económicas no van a cambiar jamás). Las tasas reales de interés del Euro han sido negativas desde hace varios años. Esto ha provocado, como siempre suele ocurrir, burbujas financieras en los mercados de capital y en los precios inmobiliarios.
  • Altísimos impuestos que desincentivan la producción, el trabajo, el ahorro y la inversión. En lugar de emular el éxito de Irlanda (que luego de reducir consistentemente su carga tributaria desde fines de la década de 1980, se ha convertido en la economía más competitiva de todos los 25 países miembros, con un desempleo menor de 4%, crecimiento anual promedio de más de 5% durante los últimos 20 años), o de ciertos países de Europa del Este como Estonia (que luego de tocar fondo con el comunismo han decidido reducir el Estado, la carga fiscal y la burocracia, entendiendo que son las personas y no el Estado las que producen riqueza), se mantienen en su empeño de imponer el proyecto de “armonización tributaria”, para evitar el tener que hacerse competitivos como lo han hecho los mencionados países.
Vale la pena leer el artículo completo.

dublin harbour

Dublin Harbour



NEW ! ! !
The Path To Sustainable Growth
Lessons From 20 Years Growth Differentials In Europe
Martin De Vlieghere and Paul Vreymans
 
Abstract:    While the rest of the world is booming, Europe lags behind. Europe's performance is weak in spite of high productivity and knowledge, high level of development and good labour ethics. Growth is also remarkably dissimular among regions. France, Germany and Italy are stagnating, and so do Denmark, Sweden and Finland. All gained less than 44% prosperity over the last 20 years. The Irish economy grew 4 times faster, gaining 169% wealth over the same period. In half a generation Ireland so metamorphosed into Europe's second richest country creating jobs for all.
 
" Big government " is the main cause of Europe's weak performance. The oversized Public Sector lacks productivity and is undoing the entire productivity gains of the Private Sector, eradicating all of its outstanding performance and productiveness. Europe could improve its overall performance by copying the Irish success formulas: Scaling down Public Spending, downsizing bureaucracy, and shifting the tax burden from income on consumption. This book demonstrates why the Lisbon Agenda and decades of Keynesian inflationist demand stimulation have failed. It devellops an alternative and workable supply-side strategy as well as effective cures for a humane and financially sustainable development.
 
This book reads as a   step-by-step manual for economic recovery.   It is a data-reference for students and politicians interested in growth, wellfare and in social modelling.   It is a  classic  for  economists concerned about Big Government,  poor public sector productivity  and for parents worrying about  their declining standard of living and their children's future.
Find the Summary here
 

martin_de_vlieghere

Dr. Martin De Vlieghere is economist and doctor of philosophy since 1993.  His PhD was written on the conditions of modernity in the works of Habermas and Hayek. He has been assistant professor at the Department of Philosophy of the University of Ghent. He is president of the "Free Association for Civilization Studies" and member of the board of directors of Nova Civitas. 
Paul Vreymans
is economitrist and advisor at the Free Institute for Economic Research. As a businessman he was a close and priviliged witness of Europe's industrial downfall and the rise of its bureaucratic society. He is a founding member of the Brussels' think tank "WorkForAll". 



 
 

PART 1 - The Economics of Taxation
In a first part of this working paper, we discuss the newest developments in macro-economic theory and taxation policies. We have special attention for theory relative to optimising tax receipts by Laffer (1985) and the Barro-Armey theories (1990-1995) concerning optimising prosperity growth and optinising income distribution. We compare the taxation policies in different social models, and have particular interest whether the Scandinavian model is suited for maximizing growth and creating new jobs.

PART 2 - The Causes of Growth Differentials: Empirical Research
In the second part we search for the causes of European growth differentials by means of multiple regression. The main conclusion is that two factors of the public policy mix cause weak growth performances: excessive public spending and a demotivating tax structure, on the one hand, and over- consumption with a lack of savings and investment on the other hand. We conclude that the public sector in most European countries is far too large, depriving the private sector of the recourses to realize its full wealth potential.

PART 3 - Ireland versus Belgium : A Case Study
In part three we make a case study analysing the performances of two countries with opposite public policies: Ireland's with low public spending and a flat tax structure and Belgium with high levels of public spending and a heavy direct tax burden. We analyse the effects on growth, budget, public debt, job creation and social expenditure. We conclude that only stimulation of the supply-side of the economy rescue Europe's generous social system and provide sustainable recourses for the challenges of its fast ageing population. This confirms the overwhelming importance of production and investment as the prime social objective.

Part 4 - Loosing Overweight: A slimming Cure for Big Governments.
In part four, we look at possible scenarios on how to reduce the public spending as the most effective way to restore dynamism and growth. On the basis of simulations we investigate the possibilities and consequences of a budget-freeze in real terms. We analyse whether pruning bureaucracy and the parasitical sector can free resources and return our workforce to its real task of creating wealth, and ultimately restore efficiency and competitivity of both private and public sector.

Free institure for economic research    






Big Government equals Bad Governance:
Big Public Spending means high Taxes and poor Growth.

big government
source : http://www.house.gov/jec/growth/function/function.pdf

Do You feel others should read this?
 P
lease link this page or mail it to a friend



premiertobback